16/3/2010 TRASLADO DE UN EQUIPAMIENTO DEL EIXAMPLE A SANTS-MONTJUÏC

EL PERIODICO.COM
La cárcel que sustituirá a la Modelo iniciará las obras antes de fin de año

1. • El Govern autorizará hoy la licitación del centro de preventivos de la Zona Franca por 122 millones
2. • La puesta en servicio de la instalación se prevé, tras dos años de obras, para inicios del 2013

El Govern autorizará hoy la licitación de la construcción, conservación y explotación del nuevo centro penitenciario de Barcelona, en la Zona Franca. El Ejecutivo catalán dará, asimismo, el visto bueno a la licitación del centro de Tàrrega (Urgell). Entre una y otra instalación absorberán a los 1.800 reclusos que hoy día se hallan en la cárcel Modelo de Barcelona. La cuenta atrás para que la Modelo deje de prestar servicio penintenciario y se ceda a la ciudad, pues, se ha iniciado. Según señaló la consellera de Justícia, Montserrat Tura, salvado el trámite de hoy y tras la próxima licitación y adjudicación, se espera que antes de fin de año puedan verse ya excavadoras en el solar de la Zona Franca. La finalización de las obras se prevé 24 meses después, a finales del 2012, lo que, tras el pertinente tiempo para equipar el edificio y hacer las pruebas necesarias, permite pronosticar que estará en funcionamiento a comienzos del 2013. El centro de la Zona Franca tendrá un coste de 122,6 millones de euros, 10 más de lo que se señaló hace apenas un año, cuando se presentó el proyecto y tendrá una capacidad para 1.200 internos, entre hombres, mujeres y jóvenes, que se distribuiran en ocho módulos. La cárcel de Tàrrega, proyectada para albergar entre 500 y 750 internos, todos ellos con una media de permanencia, es decir de cumplimiento de condena, de entre tres y cinco años, costará unos 150 millones de euros. ANTIGUO LECHO FLUVIAL / El centro barcelonés se construirá entre las calles 5, 6 y D de la Zona Franca, en unos terrenos de 25.000 metros cuadrados situados al lado del antiguo lecho del río Llobregat, antes de que este fuera desviado. Precisamente el subsuelo de la parcela obliga, en estos momentos, a efectuar una serie de sondeos para descubrir con qué tipo de terreno se tendrá que lidiar. El emplazamiento fue en su día consensuado entre el ayuntamiento de la capital catalana y la conselleria. El proyecto del nuevo complejo penitenciario está firmado por los arquitectos Josep Benedito y Agustí Mateos que sitúan los edificios de manera longitudinal y organizados alrededor de un eje principal sobre el que se dibujarán las construcciones separadas por los patios. De los ocho módulos previstos, seis serán para hombres, otro para mujeres y el último para jóvenes. La relativa cercanía entre el futuro equipamiento y el nuevo parque audiovisual que promueve el Consorcio de la Zona Franca no será ningún problema, según señaló ayer el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. Primero porque, a la postre, lo que parece próximo en un polígono, en escala de ciudad resulta ser un poco más lejano y, segundo, porque se ha previsto la integración del centro en un entorno logístico e industrial. Y tercero, y eso no lo dijo, porque viniendo de una prisión en pleno Eixample, cualquier otro escenario solo puede ser mejor.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.