Las prisiones de Tàrrega y Zona Franca costarán 1.749 millones

Expansión.com Catalunya – 17/7/10 Las fórmulas de colaboración público-privada, generalizadas por el Govern para abordar las nuevas infraestructuras y equipamientos, se han convertido en piezas todavía más deseadas en el actual contexto de crisis económica. El Ejecutivo catalán aprobó ayer, durante la sesión del Consell Executiu, las partidas plurianuales para construir y conservar el centro de presos preventivos de la Zona Franca de Barcelona –que supondrá el cierre definitivo de la Modelo– y el centro penitenciario de Tàrrega (Urgell). El coste de estas concesiones, que se adjudicarán a través de un contrato de derecho de superficie ascenderá a 1.749 millones de euros. Este importe incluye los costes de construcción y conservación de ambas instalaciones durante los treinta años de concesión. El derecho de superficie supone que el grupo adjudicatario asume la inversión y cobra un canon anual de la Administración por el uso de las instalaciones. El centro de preventivos de Barcelona supondrá el cierre definitivo de la centenaria Modelo Acuerdo definitivo La licitación de las cárceles de Zona Franca y Tàrrega, cuyo coste de construcción será de 122,64 y 151 millones de euros, respectivamente, fue aprobada por el Consell Executiu el pasado 16 de marzo, pero ayer se dio el visto bueno definitivo a las partidas presupuestarias que sufragarán las nuevas instalaciones. El conseller de Política Territorial i Obres Públiques, Joaquim Nadal, señaló que en los próximos días la licitación para ambas obras aparecerá en el Diari Oficial de la Generalitat. La empresa pública Gisa será la encargada de gestionar el proceso de licitación. De la cifra de inversión total, 960 millones corresponden a la construcción y mantenimiento del centro penitenciario de Barcelona, mientras que el resto, 789 millones, se destinarán a la construcción y conservación del centro de Els Plans, en Tàrrega. Nadal destacó el “buen nivel de inversión pública a pesar de los recortes y ajustes para reducir el déficit”. El conseller señaló que el cierre de la centenaria cárcel Modelo es “el final de un proceso que se discute desde hace décadas”, y comentó que “nadie se había atrevido nunca a emprender la inversión necesaria para hacer posible el cierre de la prisión”. Estos dos nuevos equipamientos forman parte del plan de ejecución penal del Departament de Justícia, que incluye la construcción de siete centros y el cierre de nueve. Por otro lado, la consellera de Justícia, Montserrat Tura, presentó ayer el proyecto de la futura Audiencia Provincial de Barcelona, que supondrá una inversión de 67,5 millones, que se construirá en la avenida Lluís Companys.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.