Un preso de Brians (Barcelona) destapa un crimen cometido en julio de 2010 en un centro de acogida de Barcelona

BARCELONA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) –

Un interno del centro penitenciario de Can Brians ha destapado un crimen que ocurrió el 18 de julio de 2010 en un centro de atención a personas marginadas de Barcelona que en un principio se creía que había sido una muerte natural, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales.

El caso se ha resuelto con la detención del presunto autor del homicidio, Antonio Jesús R., que asfixió a la víctima en la residencia Hermanos Misioneros de los enfermos pobres, al parecer porque el agresor quería arrebatarle una carta en la que desvelaba presuntos abusos sexuales de religiosos a internos, según informa la Cadena Ser.

Meses después de unos hechos que en principio fueron considerados una muerte natural, la revelación del preso han dado un vuelco al caso, permitiendo que un juez acabara por autorizar que se exhumara el cadáver y se descubriera que la verdadera causa del fallecimiento fue la asfixia.

Tanto la víctima como el detenido eran residentes del centro, y según las informaciones de la Cadena Ser, el presunto homicida quería obtener la carta para chantajear a los religiosos, explicó a los Mossos d’Esquadra el interno.

La detención de Antonio Jesús R., de 40 años, la realizaron los Mossos el pasado 9 de marzo.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.