Denuncian a un preso por acusar de falsos abusos a un funcionario

El juez de guardia se desplazó hasta el centro penitenciario y comprobó que tales comportamientos eran “absolutamente imposible que se hubieran producido”

ÓSCAR LEZAMETA / ALMERÍA | 03.05.2011 – 01:00

Un preso de nacionalidad rumana verá con toda probabilidad aumentada su condena de prosperar la denucnia que contra él ha interpuesto el sindicato Acaip por una denuncia falsa contra un funcionario del centro penitenciario de El Acebuche a quien acusó falsamente de haberle sometido a abusos sexuales mientras se encontraba en una clase. Fue el propio juez de instrucción quien, en un gesto totalmente inhabitual, se desplazó hasta la prisión almeriense para rechazar de plano la denuncia presentada por el inetrno

Según ha podido saber Diario de Almería, el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería tomó declaración tanto al autor de la denuncia, un preso de nacionalidad rumana identificado por las iniciales de L. D. como a los testigos de los hechos denunciados por el mismo, para lo que se desplazó hasta las instalaciones de la cárcel. Allí pudo comprobar que “no existen indicios de que lo denucniado haya sucedido realmente, por lo que procede el sobreseimiento libre de las actuaciones”.

En sus argumentos, el juez comprueba las horas en las que el preso aseguraba que dichos abusos se habían producido, así como detalles en su denuncia que eran absolutamente imposible que se produjeran de la manera narrada por un preso que, según fuentes penitenciarias, no es la primera vez que arremete contra los funcionarios de prisiones.

Así, el sindicato Acaip ha interpuesto contra el interno una denuncia por un presunto delito de denuncia falsa que puede conllevarle un incremento de su pena “de seis meses a dos años”de encontrarle culpable de tal delito, en un escrito presentado ante la autoridad judicial a últimos de la pasada semana.

El sindicato recoge en su denuncia parte de los argumentos esgrimidos por el juez de instrucción, en conreto la hora en la que asegura que se produjeron los mismos, la ropa que llevaba puesta mientras que estos presuntos abusos se producían y el lugar en el que estos se produjeron, llegando a la misma conclusión que el magistrado, esto es que “”L. D. mintió en su denuncia de forma temeraria, con absoluto desprecio a la verdad”, por lo que piden el “máximo castigo contra el interno”.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.