Juzgan en Girona al francés Erik Ferdinand, apodado 'El fugas'

abc.es

Este jueves se ha celebrado en la Audiencia de Girona el juicio contra Erik Ferdinand, el francés de 33 años apodado ‘El fugas’, en medio de un importante dispositivo de seguridad de los Mossos d’Esquadra. Eric protagonizó una espectacular fuga de una cárcel belga donde estaba cumpliendo condena por robo, estafa y falsificación documental.De allí se escapó en 2007 con un helicóptero que aterrizó en el patio de la cárcel. Erik tiene también una deuda con la justicia española porque en 2004 se escapó cuando la Guardia Civil lo detuvo junto a tres personas más en una masía de Girona. Entonces se escapó esposado saltando por una ventana. El fiscal pide para él 12 años de cárcel porque dice que en la masía encontraron material explosivo, un revolver y coches de alta gama.En el juicio Erik ha declarado que lo que había en la casa no era suyo y que se fugó porque tuvo miedo cuando vio el dispositivo y que era inocente. A la salida y a la entrada los mossos han desplegado un importante dispositivo de seguridad. Desde el 21 de enero 2010 Erik Ferdinand cumple prisión preventiva en la cárcel de Quatre Camins, después de que la policía italiana lo detuviese en Venecia y lo extraditasen a España.

Vídeo

GIRONA, 26 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Girona acoge el juicio contra Erik David C.F., un francés de 34 años acusado de tenencia de material explosivo, receptación, tenencia ilícita de armas reglamentadas y delito continuado de falsedad en documento público, oficial o mercantil, y además especialistas en fugas ya que se escapó en Maià de Montcal (Girona) en 2004 cuando fue detenido y en 2007 se fugó de una cárcel belga en helicóptero.

Por ello, este jueves, la misma Audiencia de Girona y los alrededores han estado rodeados de diferentes grupos policiales especializados de los Mossos d’Esquadra; incluso fue trasladado de Bélgica a Girona en un avión policial especial y ahora se encuentra encarcelado en un módulo de alta seguridad de Quatre Camins.

El fiscal pide que se condene al procesado a 14 años de prisión por los cuatro delitos ya que, según su escrito de acusaciones, en la casa de Maià de Montcal –donde fueron detenidas tres personas más, dos hombres ya condenados por esta causa por la Audiencia de Girona y una menor– se encontraron diferentes coches y una motocicleta robados, las llaves de cuarenta vehículos más, material explosivo industrial y también un revólver de retrocarga de doble acción.

Además, la Guardia Civil localizó en la casa siete cartas de identidad francesas, todas ellas con diferentes nombres, pero con la misma fotografía, la de Erik David C.F.

En su declaración ante al juez, el acusado ha negado los hechos y ha asegurado que él solamente estaba en la casa pasando unos días con unos amigos cuando fue detenido y que no sabía de la existencia de todo este material, y que en el caso de los coches, pensó que eran del propietario de la casa.

A preguntas del fiscal de por qué se fugó, el hombre ha contestado que decidió escapar “porque tenía miedo”.

DOS FUGAS

Cuando fue detenido en 2004, el acusado consiguió escapar de la Guardia Civil ya con las esposas puestas y aunque se montó un gran dispositivo policial para encontrarle no se le detuvo hasta pasado un tiempo, cuando la policía belga lo encontró.

Ya encarcelado, el 15 de abril de 2007 protagonizó una espectacular huída del centro penitenciario, de donde escapó en helicóptero gracias a la ayuda de dos amigos que secuestraron al piloto del helicóptero y le obligaron a aterrizar en el patio de la cárcel.

Finalmente, Erik David C.F., quién abandonó el helicóptero y siguió la fuga en coche, fue detenido meses después cerca de Venecia (Italia), de donde se le trasladó de nuevo a Bélgica.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.