Parés destaca la baja conflictividad en los nuevos 'módulos de convivencia' de las cárceles

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) –

El director general de servicios penitenciarios, Ramon Parés, ha destacado la “baja conflictividad y el buen clima” en los nuevos módulos de participación y convivencia que algunas cárceles catalanas han puesto en marcha para potenciar la capacidad de autonomía de los internos, como paso previo a su libertad.

Así lo ha explicado este jueves durante su primera comparecencia ante la comisión de Justicia del Parlament, en la que ha detallado el caso de los módulos de participación del centro penitenciario de Lledoners de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona).

Ha explicado que el índice de conflictividad en estos módulos, que se iniciaron de forma pionera en Brians 2 en 2008, es únicamente del tres por ciento, mientras que la media en los módulos habituales se sitúa en torno al diez por ciento.

Además, ha presumido de que el coste de mantenimiento de estos módulos es semejante al de los ordinarios porque el ratio de funcionarios necesarios es prácticamente igual: “aplicar este modelo no tiene más coste que el modelo habitual”, ha recalcado.

Por tanto, ha valorado positivamente la aplicación de este tipo de módulos en Catalunya –“otras experiencias fuera de Catalunya son mucho menos serias”–, aunque, no obstante, no será hasta dentro de un par de años cuando se pueda conocer qué cifras de reincidencia registran estos internos una vez salgan de las cárceles.

Los portavoces de todos los grupos de la cámara que han participado en la comisión, han valorado muy positivamente la experiencia de un sistema de módulos carcelarios que, además, pudieron conocer de primera mano en una visita a Lledoners días antes de la sesión parlamentaria.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.