Crece la tensión entre Generalitat y funcionarios

El Govern suspende las negociaciones por la protesta en la cárcel Modelo.

BRAIS BENÍTEZ BARCELONA 03/12/2011 publico.es

Una protesta de cerca de 300 funcionarios de prisiones de la cárcel Modelo de Barcelona llevó ayer al Govern de la Generalitat a abandonar la Mesa de la Función Pública y suspender las negociaciones con los representantes sindicales. La Generalitat consideró una “coacción inaceptable” que los trabajadores del turno de día de la prisión se negaran a trabajar. Por ello, y después de sólo tres reuniones, dio por finiquitado el diálogo con los sindicatos.

Quedaban así suspendidas unas negociaciones que ni el Govern ni los sindicatos confiaban en que llegasen a buen puerto. El punto más caliente del plan de ajuste con el que la Generalitat prevé ahorrar 860 millones de euros es la reducción de las plantillas de trabajadores interinos. Una reducción que no ha llegado a cuantificar pese a la insistencia de los sindicatos y que mantenía bloqueadas las negociaciones. Desde el primer día, los funcionarios catalanes han denunciado la “falta de voluntad” del Govern para pactar.

El ejecutivo evita dar el número de interinos que se quedarán sin trabajo

Bajo un clima de tensión social instalado des de los primeros recortes impulsados por la Generalitat durante este año, que han provocado numerosas mobilizaciones de protesta de sectores como el sanitario o el educativo, el segundo paquete de ajustes del ejecutivo presidido por Artur Mas fue recibido con “indignación” por los trabajadores públicos. Las medidas incluyen el despido de interinos, suspender las convocatorias de oposiciones y rebajar sustancialmente los complementos salariales. Las posturas se hayaban muy alejadas y el propio Mas confesó el jueves que no confiaba en llegar a un acuerdo.

El representante del sindicato IAC, Ricardo Rodilla, consideró una “casualidad muy grande” que el jueves Mas asegurara que no era posible el acuerdo y que, “por una excusa vulgar”, la administración se levantara ayer de la mesa. Para los sindicatos, la espantada es “una prueba” que el Ejecutivo no está dispuesto a negociar.

Concentración ante la cárcel

Los sindicatos denuncian la “falta de voluntad” del Govern para pactar

Mientras se mantenía la reunión, los funcionarios de la cárcel Modelo se concentraron a las puertas del recinto para impedir la entrada a los trabajadores de la mañana. Denunciaban el despido de 350 interinos, la falta de funcionarios, la masificación de las prisiones y los traslados forzosos. El Departamento de Justicia calificó la concentración de “una gravedad absolutamente injustificada”, y denunció que “ponía en riesgo” la seguridad de los trabajadores y la de los internos. Los antidisturbios de los Mosos d’Esquadra intervinieron con contundencia para reabrir el acceso a la cárcel.

Tras abandonar la mesa de diálogo, la secretaria de Administración y Función Pública, Pilar Piferrer, aseguró que la negociación estaba “suspendida” y que habrá que esperar para ver si se pueden retomar el diálogo. A pesar del pesimismo dominante, los sindicatos mantienen su voluntad de negociar: “Ojalá nos llamen hoy mismo para retomar las conversaciones. Estamos fabricados para negociar y seguiremos aguantando “, aseguró el responsable de la Federación de Servicios Públicos de la UGT, Xavier Casas.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.