Desconvocan la protesta en la cárcel leridana para evitar problemas seguridad

EFE, Lleida/Barcelona

Los funcionarios de prisiones han desconvocado sobre las 13.00 horas de hoy la protesta que llevaban a cabo desde primera hora de la mañana a las puertas de la cárcel de Ponent de Lleida con el fin de evitar los problemas de seguridad que, en su opinión, se podrían producir en el interior del recinto.

Más de 200 funcionarios de diversas cárceles catalanas se han concentrado desde antes de las 07,00 horas de esta mañana en la prisión leridana en protesta por los recortes salariales y de las condiciones de trabajo anunciados por el gobierno de la Generalitat en este colectivo.

Los manifestantes han impedido la entrada a la prisión de los trabajadores del turno de mañana, que debían acceder al recinto a las 07.30 horas para relevar a los del turno de la tarde-noche, que permanecían en sus puestos de trabajo desde las 14.30 horas de ayer martes, día festivo.

Desde la mañana, pues, han trabajado en el interior de la prisión una veintena de funcionarios -los del turno de noche y los únicos cinco que han conseguido entrar-, así como varios directivos, ya que el bloqueo ha impedido acceder al recinto a cerca de 90 trabajadores, según fuentes del Departamento de Justicia.

Esta situación ha impedido la salida matutina al patio de más de un tercio del millar de reclusos de la cárcel de Lleida, que sí han recibido el desayuno y la medicación con normalidad, según han asegurado fuentes sindicales.

Hacia las 12,30 horas, se han abierto las celdas de la prisión después de que los responsables penitenciarios valoraran que era más seguro permitir la salida de los presos, controlados por una veintena de funcionarios, que mantenerlos confinados, según ha explicado el director general de Servicios Penitenciarios, Ramón Parés.

En declaraciones a los medios, Parés ha explicado que para controlar la situación en la prisión se han desplazado a la cárcel de Ponent directivos de otros centros penitenciarios y responsables de la consellería, entre ellos el subdirector general y el jefe de inspección del área de Prisiones.

Los cargos directivos han suplido en sus tareas a los funcionarios que faltaban y han conseguido normalizar la situación en la prisión, junto a 20 trabajadores, los 15 del turno de noche y los únicos cinco que han entrado en la cárcel pese al bloqueo provocado por la concentración de funcionarios.

Parés ha explicado que se ha optado por dejar salir a los presos -a diferencia del pasado viernes durante la concentración ante la Modelo de Barcelona- porque la prisión de Ponent tiene una estructura que permite tenerla bajo control con dos funcionarios por módulo y teniendo en cuenta que mantener encerrados a reclusos que no han sido sancionados supone “una ilegalidad”.

La decisión de permitir la salida de internos al patio ha provocado que los líderes sindicales desconvocaran la protesta, aunque inicialmente la intención de los funcionarios era permanecer concentrados hasta que los Mossos d’Esquadra, que han desplazado a cinco furgones antidisturbios hasta el recinto carcelario, los disolvieran.

Sobre las 13.00 horas, pues, los funcionarios del turno de mañana han accedido a la prisión entre los aplausos de los compañeros allí concentrados, mientras que los vigilantes del turno de tarde-noche han podido abandonar sus puestos, después de más de 22 horas de trabajo.

El funcionario Carles Palau, portavoz del sindicato UGT, ha criticado duramente la decisión de la dirección de la cárcel de permitir la salida de los presos, una actuación que ha tachado de “irresponsabilidad y falta de seguridad brutal”.

“Esto para nosotros es provocar una grave falta de seguridad y hemos creído oportuno poner fin a la protesta. La irresponsabilidad de la dirección del centro ha puesto en peligro la vida de nuestros compañeros y de los internos”, ha asegurado.

En cualquier caso, los funcionarios han expresado su satisfacción por el éxito de la protesta, que se ha disuelto sin incidentes.

“Los objetivos que pretendíamos los hemos conseguido. Hemos sido el punto de mira de todos los medios de comunicación y hemos visualizado nuestro malestar”, ha señalado Joan Pedrós, de CCOO, que ha advertido, no obstante, que la lucha de los funcionarios de prisiones continuará en los próximos días en defensa de sus derechos laborales.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.