Los funcionarios de prisiones catalanas mantienen el pulso a la Generalitat por los recortes

EFE

13.01.2012 – 12:53h

Los funcionarios de prisiones mantienen el pulso al Departamento de Justicia sobre la negociación de los recortes y han acordado mantener los bloqueos de las cárceles hasta que la administración acceda a sentarse de nuevo a la mesa con una propuesta concreta que permita vislumbrar un acuerdo.

Según han informado a Efe fuentes sindicales, el colectivo ha respondido así al ultimátum que les ha planteado este viernes Servicios Penitenciarios, al condicionar la reanudación de las negociaciones al desbloqueo de las cárceles Quatre Camins y Can Brians de Barcelona y la de Tarragona antes de las doce del mediodía.

En asambleas improvisadas, los concentrados han decidido mantener el pulso con Servicios Penitenciarios y negarse a abandonar las protestas que han impedido el relevo del turno de noche en esos tres centros penitenciarios, exponiéndose si es necesario a una posible intervención policial.

Los funcionarios argumentan que se sienten engañados por el Departamento de Justicia, porque reiteradamente les emplaza a reuniones negociadoras sin plantearles propuestas concretas que permitan abrir la puerta al entendimiento.

Por ese motivo, en esta ocasión aseguran que mantendrán sus movilizaciones de protesta hasta que la administración acceda a sentarse a negociar con una propuesta satisfactoria y concreta con la que sea posible alcanzar un principio de acuerdo.

Los concentrados han avisado de que, en todo caso, solo permitirán el relevo de los funcionarios de noche a las 14.30 horas, hora del cambio de turno, pero siempre que se sustituya la cifra de trabajadores por otra idéntica.

Bloqueos en varias cárceles

Este viernes por la mañana varios centenares de funcionarios de prisiones han bloqueado desde primera hora de la mañana de este viernes los accesos a diversas cárceles catalanas, después de que anoche finalizara sin acuerdo la negociación sobre los recortes que quiere aplicar la Generalitat.

En la cárcel de Quatre Camins, en la Roca del Vallés (Barcelona), unos 200 funcionarios se encuentran concentrados delante de la prisión, lo que ha impedido el cambio de turno previsto a las 7:30 horas, según pudo presenciar Efe. Frente a la puerta y en las inmediaciones de este centro penitenciario están apostadas media docena de furgonetas de los Mossos d’Esquadra.

Asimismo, más de un centenar de funcionarios bloquean los accesos a las prisiones de Brians 1 y 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde tampoco se ha podido llevar a cabo el cambio de turno.

Ambas partes finalizaron anoche su última reunión sin ningún acuerdo y con una propuesta laboral que los sindicatos tildaron como “la de siempre pero descafeinada”, mientras se emplazaron a continuar las negociaciones esta mañana.

Recluidos en sus celdas más de 3.000 presos

Las protestas obligan a mantener recluidos en sus celdas a la mayoría de presos de las dos prisiones de Sant Esteve Sesrovires, con la salvedad de algunos módulos excepcionales como el de psiquiatría, e impiden las visitas previstas de los reclusos con sus abogados y también con familiares. En total, sumarían más de 3.000 internos recluidos en sus celdas.

Fuentes sindicales señalan que este viernes es día de visitas en las cárceles catalanas, que se están suspendiendo debido a los bloqueos, lo que puede aumentar aún más el malestar de los presos que a consecuencia de las concentraciones no pueden salir al patio y seguir sus actividades con normalidad.

El Departamento de Justicia y los funcionarios de prisiones mantienen un pulso sobre los recortes que pretende aplicar la Generalitat desde el pasado martes, cuando los trabajadores iniciaron encierros, concentraciones y huelgas de celo, y bloquearon durante unas horas el acceso a la cárcel de Quatre Camins.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.