Funcionarios de prisiones y 'mossos' desafían a Mas

Protestas en tres cárceles y encierros en dos comisarías de policía

EL PAÍS – Barcelona – 14/01/2012

A las fuerzas del orden tampoco les gustan los recortes de la Generalitat catalana. Y ayer decidieron plantar cara al Gobierno. En tres cárceles y dos comisarías, los trabajadores públicos desafiaron al presidente Artur Mas. En los centros penitenciarios de Brians y Quatre Camins (ambos en la provincia de Barcelona) y en la cárcel de la ciudad de Tarragona, grupos de funcionarios de prisiones bloquearon el cambio de turno desde las 7.30 de la mañana. Exigían avances en la negociación del nuevo convenio colectivo y protestaban contra los recortes. No fueron los únicos que mantuvieron el pulso todo el día: medio centenar de agentes de los Mossos d’Esquadra se encerraron en dos comisarías.

“Si ellos no quieren negociar, nosotros vamos a luchar”, justificó Toni Castejón, portavoz de CC OO en los Mossos d’Esquadra. Los policías autonómicos iniciaron por la mañana un encierro en la comisaría de la plaza de Espanya de Barcelona y en la de Manresa para protestar por los recortes. Equipados con silbatos y sacos de dormir para pasar la noche, anunciaron que no pensaban moverse hasta que el consejero de Interior, Felip Puig, se sentara a negociar con ellos. Denunciaban que la Generalitat “sí que tiene dinero para uniformes nuevos, porque así se autopromociona”, pero que los chalecos antibalas se los tienen que pagar de su bolsillo y se han retirado de la circulación 380 coches patrulla. “No vamos a poder dar un buen servicio con todo lo que nos están haciendo”, lamentó Castejón. Además, pasaron la noche encerrados, aunque aseguraron que a las 11 de la mañana de hoy desalojarían, porque la Generalitat cedió a reunirse con ellos el lunes.

También los funcionarios de prisiones se reunirán el lunes con el Gobierno para negociar su situación. Ayer desbloquearon los accesos a las prisiones hacia las nueve de la noche y aplazaron las movilizaciones a la próxima semana. Su convenio laboral venció en 2011 y, a los recortes que sufren todos los trabajadores públicos, en su caso se suman los cambios que el Gobierno quiere efectuar en sus condiciones de trabajo. Según los sindicatos del colectivo, la Generalitat no cede ni propone avances. Por eso, justificaron, ayer decidieron trastocar la habitual rutina carcelaria. Ni recuento de primera hora, ni visitas entre los presos de distintos módulos ni traslados a los juzgados. Un total de 51 presos no llegaron a los juzgados de Barcelona, lo que obligó a suspender 11 juicios, cinco ruedas de reconocimiento y tres diligencias de instrucción. La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anunció que abrirá una investigación para determinar si los bloqueos han vulnerado los derechos de los presos.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.