Los funcionarios de prisiones votan a favor del acuerdo alcanzado con Justicia

Un momento de una concentración de protesta de los funcionarios de prisiones. / TEJEDERAS

Los funcionarios de prisiones de Cataluña mostraron ayer en un referéndum su respaldo al preacuerdo alcanzado entre sindicatos y Administración el pasado 22 de enero, que prevé rebajas en complementos salariales y días festivos, según el delegado sindical de CSIF Cristian Pérez. Según los datos facilitados por este sindicato, en la jornada de ayer votaron 3.494 trabajadores de prisiones, lo que representa alrededor del 90% del censo, de acuerdo con las primeras estimaciones. De esta cifra, más de 2.000 trabajadores votaron a favor del sí y unos 1.000 lo hicieron en contra.

La jornada de referéndum empezó a las ocho de la mañana en los centros penitenciarios de Cataluña y finalizó a las seis de la tarde, a excepción de la prisión de Ponent (Lleida), donde acabó una hora antes.

Los funcionarios de prisiones han aceptado, de este modo, la rebaja del complemento de rendimiento personal, que era de 399 euros brutos trimestrales y que pasa a 294 euros. A partir de enero de 2013 se irá recuperando progresivamente la cantidad de este complemento y se estima que en septiembre de ese año se quede en 360 euros trimestrales, por lo que la pérdida a largo plazo será del 10%.

Según declaró Pérez a Efe, el sindicato está “satisfecho” tanto por el resultado del referéndum como por la participación. “Era lo que esperábamos, desde los sindicatos hemos hecho un trabajo responsable y hemos ofrecido la mejor opción para los trabajadores dadas las circunstancias”, afirma.

Por otra parte, Xavier Martínez, representante sindical de UGT, resaltó el “comportamiento responsable” de los trabajadores de prisiones al aceptar el acuerdo y la “amplia mayoría” que votó en la jornada de hoy.

Martínez también recordó que “ahora es a la administración a la que le toca ser responsable”, y le pidió que “no se olvide de desarrollar los puntos retributivos pactados”.

El conflicto laboral entre los funcionarios de prisiones y el Departamento de Justicia se remonta varios meses atrás y alcanzó su máxima tensión cuando los trabajadores bloquearon el funcionamiento de las cárceles al impedir el cambio de turnos. Una de esas acciones, en la cárcel Modelo de Barcelona, obligó a suspender juicios y visitas programadas para los presos, que tuvieron que permanecer 17 horas encerrados en sus celdas. Los funcionarios también protagonizaron encierros en las dependencias de la Generalitat y cortaron el tráfico en varias vías.

elpais.com

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.