Siete funcionarios intoxicados por humo tras prender fuego una reclusa a su celda

Hasta una veintena de funcionarios intervino para apagar el fuego

El personal de la cárcel de Albolote tuvo que rescatar a la interna

El sindicato de Prisiones felicita a los funcionarios

Europa Press | Granada

Actualizado lunes 23/04/2012 11:35 horas

Una interna del centro penitenciario de Albolote (Granada) provocó el domingo un incendio en el módulo 16, ubicado en el edificio de aislamiento, que obligó al desalojo del mismo y causó ocho heridos leves por intoxicación de humo, la propia interna y siete funcionarios que tuvieron que ser atendidos por el médico del centro.

El incendio se produjo en la mañana del domingo, cuando la interna, identificada como T. O. H., que en ese momento estaba en su celda del módulo 16, prendió fuego con un mechero a su colchón. Las llamas se propagaron inmediatamente a todos los enseres que tenía en la celda, provocando una gran cantidad de humo que invadió todo el departamento.

Esta interna tuvo que ser rescatada por los funcionarios que prestaban servicio en el departamento, ya que se encontraba desorientada y bloqueada por inhalación de gases tóxicos, según ha informado el sindicato Acaip.

Una vez detectado el incendio, los funcionarios de servicio en el departamento, acudieron al auxilio de las internas que ocupan el módulo 16, que en ese momento se encontraban en sus respectivas celdas. Todas fueron desalojadas al patio del departamento.

En el momento en el que acudieron los funcionarios, la galería de celdas estaba totalmente invadida por el humo, teniendo que ir ellos provistos de material de protección, como mascarillas y equipos autónomos de respiración, para no resultar intoxicados por las sustancias tóxicas que desprendían los materiales en combustión.

En el rescate de las internas y en las tareas de extinción colaboraron más de 20 funcionarios que acudieron de todos los departamentos para apoyar a los compañeros del módulo 16, provistos de todos los medios de que hay en el Centro tanto de protección personal como de extinción.

El sindicato Acaip ha querido felicitar “a todos los funcionarios” que intervinieron en el suceso, haciendo especial hincapié en los funcionarios que prestaban servicio en el edificio de Aislamiento, “ya que su valentía y presteza fue fundamental para evitar una tragedia de grandes dimensiones”.

Siete de ellos tuvieron que ser atendidos por el médico del centro por dificultades en las vías respiratorias y leves síntomas de intoxicación.

Las mangueras no llegaban

Desde Acaip han censurado las “deficiencias” del centro penitenciario en la materia de prevención de incendios, ya que la alarma “no funciona correctamente” pues tarda unos 20 minutos en detectar el fuego, tal y como queda reflejado en el último informe de la Inspección de Trabajo.

También han criticado la ausencia de un sistema de extracción de humos, un elemento fundamental para evitar la acumulación de gases tóxicos en las galerías de celdas, done el sistema de ventilación que hay en la actualidad es totalmente insuficiente.

Además, la ubicación de mangueras de agua para extinción de fuego en el departamento de aislamiento impidió que se pudieran utilizar, ya que su longitud no era suficiente para llegar al foco del incendio.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.