Narcojet: trasladaron a los hermanos Juliá por temor a una posible fuga

España decidió reubicarlos en una prisión de mayor seguridad. Gustavo y Eduardo Juliá permanecen detenidos desde enero del año pasado en la cárcel modelo de L’Eixample, en Barcelona. Junto con Matías Miret, están acusados de transportar 944 kilos de cocaína en un vuelo privado.

Narcojet: trasladaron a los hermanos Juliá por temor a una posible fuga

Crédito foto: Gentileza Perfil.com

España tomó la decisión por temor a que se fuguen. Gustavo y Eduardo Juliá estaban detenidos desde enero del año pasado en la cárcel modelo de L’Eixample, en Barcelona. Están acusados de narcotráfico.

Desde hace una semana, los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá fueron separados y se encuentran alojados en dos unidades penitenciarias de máxima seguridad. Los abogados de los pilotos explicaron que se trató por cuestiones de “seguridad”.

No obstante, fuentes de la investigación confiaron a un matutino porteño que la decisión se tomó, en rigor, por temor a que escaparan. “Hubo algo que llamó la atención y comenzaron a vigilar a los hermanos Juliá con mayor detenimiento. Todo indica que les encontraron una especie de plano de las calles vecinas a la cárcel. Hay una investigación interna”, señalaron esas fuentes.

Gustavo Juliá fue derivado al Centro Penitenciario Brians N° 1, y su hermano al N° 2, en las afueras de Barcelona, añadió el matutino. Carlos Broitman, uno de los abogados de los Juliá, confirmó el traslado a esos centros de máxima seguridad, pero negó que sus defendidos estuvieran planeando fugarse.

“Gustavo y Eduardo Juliá tienen una conducta intachable. Fueron trasladados de prisión por cuestiones estrictamente de seguridad ante la posibilidad de que les pasara algo”, señaló Broitman.

Junto con el piloto Matías Miret, los hermanos Juliá –los tres ciudadanos argentinos- se encuentran imputados por narcotráfico y aguardan aún que se determine la fecha del juicio oral. La causa ya fue girada desde el Juzgado de Instrucción de El Prat a la Audiencia Provincial de Barcelona.

El caso

Los Juliá, ambos detenidos en España, realizaron entre el 16 y el 18 de abril del 2010 un viaje secreto a Santa Cruz de la Sierra, donde se habrían reunido con un grupo de narcotraficantes, según revelaron al diario Clarín testigos de ese cónclave.

El viaje, que se realizó bajo un total hermetismo, habría tenido como principal objetivo definir detalles del traslado de los 944 kilos de cocaína hacia España. Los Juliá se comprometieron a evadir los controles y destacaron las características de la base aérea de Morón, donde se presume se cargó la droga.

Según el matutino, aquel viaje quedó grabado en los registros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que lo calificó como “sospechoso”.

En esa oportunidad, los Juliá volaron con un Hawker 800 xp junto a tres argentinos y un colombiano. El comandante del vuelo era Eduardo Juliá y lo acompañaron su hermano Gustavo, su socio Carlos Gustavo Luaces, Daniel Amitrano y John Wilson Díaz Vélez (colombiano).

La PSA presentó un escrito en el juzgado en lo Penal y Económico de Alejandro Catania donde consideran que el caso podría involucrar a una “organización de delincuencia trasnacional”.

Gustavo, Eduardo Juliá y Matías Miret afirman que son inocentes.

infobae.com

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.