Varias prisiones catalanas ya no tenían merienda antes de aplicarse el recorte

BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

Varias prisiones catalanas ya no tenían merienda antes de que la Conselleria de Justicia aplicara el recorte este martes para ahorrar hasta dos millones de euros dentro de la línea de ajustes emprendidos por el Govern ante la crisis.

Según han anunciado este miércoles fuentes sindicales, al menos cinco cárceles nunca han dispuesto del bocadillo de media tarde, entre las que hay La Modelo de Barcelona, la de Ponent de Lleida, Brians I en Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona), la de Girona y la de Figueres (Girona).

Justicia ha confirmado esta información y lo ha atribuido a que la mayoría de estas cárceles tienen sistemas de catering muy antiguos, con lo que nunca se les ha llegado a dar este cuarto plato.

Sin embargo, desde el sindicato Aicap han criticado que el hecho de que no se llegaran a servir estas meriendas “no quiere decir que no estuviesen presupuestadas”, lamentando que los recursos con los que está dotado el sistema penitenciario catalán no siempre se emplean de forma adecuada.

Este martes trascendió que los presos catalanes no disfrutarían de merienda con excepción de los internos del Centro Penitenciario de Jóvenes de la Roca del Vallès (Barcelona), a quienes se les mantiene esta comida.

Con el mismo objetivo de ahorro, una nota informativa de la Dirección General de Servicios Penitenciarios comunicaba la reducción de los menús especiales en fechas señaladas como días festivos, Navidad y Fin de Año, entre otras medidas.

lavanguardia.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.