Santamaría insta a Puig a ocuparse de las ratas de las cárceles catalanas

El Gobierno se centra hoy, cuando faltan dos días para las elecciones autonómicas en Euskadi y Galicia, en endurecer el tono contra la deriva del debate soberanista que puede surgir de una victoria del PNV y de una alianza independentista entre el líder nacionalista, Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas. “Si el debate soberanista se va de las manos se irá de las suyas”, ha aclarado hoy la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros.

La vicepresidenta ha asegurado, además, a propósito de las declaraciones del consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, que los Mossos d’Escuadra “tienen clara su obligación”. El responsable de la de la policía autonómica afirmó esta semana que, en caso de conflicto, los Mossos estarían “al servicio” del Gobierno catalán. Santamaría ha lamentado también que el consejero haga estas manifestaciones mientras, ha asegurado, “crecen los chinches y las ratas en la prisión Modelo de Barcelona”. Anoche, el Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña ha admitido que en los últimos meses se han detectado casos aislados de presencia de chinches y ratas en la cárcel, y que se han combatido mediante los correspondientes protocolos de desinfección.

“Este Gobierno tiene por obligación trabajar la Constitución y hacerla cumplir”, ha señalado Santamaría antes de agregar que, frente a las tensiones territoriales, “cuando uno se aparta de la preocupación general, la economía y el empleo, se aparta de los procesos de integración, va a la contra del mundo”.

En su opinión, “hay muchos ciudadanos, una inmensa mayoría según las encuestas, que se sienten catalanes y españoles y vascos y españoles”, por lo que, ha dicho, “en momentos de dificultad económica la estabilidad política es importante y sobre todo no confundir las prioridades”. “Yo les preguntaría si eso es más importante que crear empleo, por ejemplo”, ha añadido.

El portavoz de Convergència i Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha lanzado hoy. por su parte, una advertencia a los sectores más soberanistas de la federación nacionalista con vistas a las elecciones del 25 de noviembre, asegurando que los votos independentistas “no bastarán a CiU para ganar las elecciones”, y ha anunciado también la presentación de una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de 2013, que ha justificado porque las cuentas están ya “deslegitimadas” por el Fondo Monetario Internacional, “que prevé un déficit hasta tres veces superior al previsto en las cuentas”, ha dicho.

elperiodicodehoy.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.