Un ‘grapo’ protagoniza una “brutal” agresión a un funcionario de prisiones

JORGE MUÑOZ | ACTUALIZADO 15.11.2012 – 05:03

El miembro de los Grapo Marcos Martín Ponce protagonizó ayer una brutal agresión a un funcionario de la prisión de Sevilla-II, ubicada en Morón de la Frontera, al golpear al trabajador después de negarse a un cacheo, según denunció el coordinador de Prisiones de CSIF Claudio Esteban, quien no dudó en calificar de “salvaje” la agresión. Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana cuando el preso de los Grapo, que el CSIF ha identificado como M. M. P., que está ingresado en el módulo de Aislamiento y clasificado como preso FIES (Ficheros de Internos de Especial Seguimiento), se negó a cumplir “la orden de cacheo” que es preceptiva cuando estos internos peligrosos van a salir al patio. El terrorista insultó y amenazó al funcionario de prisiones y, cuando éste iba a trasladarlo a la celda, el preso “se revolvió agrediendo brutalmente al funcionario”. El representante del CSIF indicó que la agresión continuó incluso cuando el trabajador estaba en el suelo, teniendo que acudir en su auxilio otros funcionarios hasta que finalmente se logró aislar al preso.

El trabajador agredido fue asistido por los servicios médicos de la prisión de Morón y, una vez que recibió los primeros auxilios, fue evacuado hasta los servicios de Urgencia, donde está siendo atendido y presenta un pronóstico “reservado”. El funcionario recibió fuertes golpes en la cara, en el tórax y en una mano, y en la actualidad se le están practicando más pruebas para descartar posibles fracturas. Claudio Esteban reiteró ayer la “falta de seguridad” en los centros penitenciarios debido principalmente a la carencia de funcionarios.

El miembro de los Grapo Marcos Martín Ponce fue condenado en mayo de 2010 a 30 años de prisión por el asesinato de un policía nacional en el barrio madrileño de Carabanchel, hechos que se remontan al año 2000 y por los que el Tribunal Supremo ordenó la repetición de un primer juicio, en el que se le había impuesto la misma condena. El asesinato se produjo el 17 de noviembre de 2000 y se debió a una “represalia por la detención en París de la cúpula” de los Grapo, según declaró probado la sentencia de la Audiencia Nacional. Martín Ponce también fue condenado a 135 años de cárcel por el asesinato de dos vigilantes de seguridad durante el atraco a un furgón blindado en Vigo en mayo de 2000.

La agresión al funcionario de Morón es el segundo altercado similar de las últimas semanas.

diariodesevilla.es

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.