Prisiones enviará el vídeo que grabó Rocha en la cárcel a la Fiscalía

Q. Alsedo | R. Bécares | M. Viciosa (edición) | Madrid

Actualizado martes 12/03/2013 04:24 horas

Instituciones Penitenciarias anunció ayer a este diario que pondrá en conocimiento de la Fiscalía la denuncia realizadas por José Ignacio Rocha, ex recluso de la penitenciaría de Valdemoro, en el diario EL MUNDO de sus ediciones de ayer, tanto en papel como en digital.

Este medio publicó varias imágenes de vídeo en que Rocha adquiría droga en la cárcel, y el ex preso, más de un decenio en prisión por intentar asesinar al abogado (y prófugo) Emilio Rodríguez Menéndez, sostiene que la corrupción y el tráfico son, en las prisiones españolas, «algo habitual». Él llegó a visitar 16.

En respuesta a la publicación del reportaje, del que hoy se emite una segunda parte en ELMUNDO.es, Instituciones Penitenciarias anunció ayer a este diario que los hechos “se pondrán en conocimiento de la Fiscalía de Valdemoro, puesto que somos los primeros interesados en velar por cumplimiento de la ley”, según fuentes oficiales.

“Vamos a remitir el vídeo publicado a la Fiscalía de Valdemoro para que investigue los hechos que se denuncian en el vídeo, y la Justicia va a tener la máxima colaboración por nuestra parte desde el convencimiento, por supuesto, de que los hechos no son ciertos”.

Además, Instituciones Penitenciarias espera que “si esos hechos que aparecen en los vídeos no son constitutivos de delito, como nosotros creemos que sucede, que se tomen las medidas oportunas contra quien realiza las manifestaciones y quien acusa de corrupción a funcionarios de Prisiones”.

Durante semanas, Rocha tuvo en su poder un móvil de última generación dentro de la cárcel y con él grabó, asegura, su alegato contra el trato “inhumano” que reciben los presos, y las “pésimas” condiciones de salubridad en las cárceles.

En las imágenes, grabadas en el verano de 2012, Rocha acude a la celda de otro preso que vende marihuana, hachís y cocaína para “pagar a funcionarios”, sostiene, y en otro vídeo se observa cómo una persona abre su celda, cerrada en ese momento bajo llave, para suministrarle tiras de hachís pegadas en una tarjeta.

La publicación provocó otras reacciones. El sindicato CSI-CSIF aseguró que sus servicios jurídicos estudian el reportaje “para, en su caso, la interposición de las acciones legales oportunas por las referidas manifestaciones, en las que se vierte una serie de afirmaciones hacia los empleados públicos de instituciones penitenciarias que podrían ser constitutivas de delito”.

El sindicato solicitaba también a Instituciones Penitenciarias que no permaneciera “inmóvil ante estas manifestaciones indiscriminadas y mendaces que atentan contra la honorabilidad y la honestidad profesional de los empleados públicos”.

En la central, según uno de sus portavoces, ha provocado “gran indignación el hecho de que se generalice la idea de que la corrupción está muy extendida entre los funcionarios: en un colectivo de 25.000 personas siempre habrá ovejas negras, pero no lo que se dice en ese artículo”.

Otras fuentes sindicales asumieron que “gran parte de las denuncias de Rocha en el reportaje han sido habituales desde los sindicatos: la falta de medios, lo fácil que es introducir móviles en prisión, la insalubridad…”. Por ejemplo, comentan cómo la introducción de móviles es “bastante sencilla: lo llevan las mujeres, dentro de la vagina, en los vis a vis. Sólo se les puede hacer un cacheo exhaustivo si lo permite el juez de vigilancia, algo muy inhabitual”.

VER EL VIDEO

elmundo.es

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.