Cinco funcionarios de prisiones, heridos en un intento de motín en una cárcel de Castellón

Europa Press | 26/07/2013 – 11:00

carcel-castellon-web-prision.jpg

Centro Penitenciario de Castellón II. Imagen: Archivo

Internos conflictivos del Centro Penitenciario de Castellón II (Albocàsser) intentaron el pasado 21 de julio hacer un motín y, como consecuencia, agredieron a varios funcionarios que intervinieron para reducirles. En concreto, uno de ellos recibió un mordisco y se está sometiendo a diferentes pruebas para descartar que se le haya podido contagiar algún tipo de enfermedad, según ha informado Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) en un comunicado.

El incidente comenzó en el M-2 del centro, módulo que alberga a internos conflictivos, inadaptados al régimen de vida normal del centro, y que, en su mayoría, han protagonizado ya incidentes graves o muy graves en esta misma prisión o en otras.

Según ha relatado Acaip, uno de los internos golpeó a un compañero de celda porque no le daba tabaco, y al instarle los funcionarios para que deparase en su actitud, la emprendió a patadas y puñetazos contra ellos y luego bajó corriendo las escaleras hacia las dependencias comunes, desmontando el contenedor de basura para sacarle la barra metálica que hace de eje de las ruedas.

El interno empezó a hacer gestos al resto de los presos del comedor, que en ese momento se encontraban desayunando, para que le secundaran, mientras los funcionarios intentaban sacar al interno agresor del módulo, para evitar que los hechos adquieran proporciones más alarmantes.

En ese momento, los funcionarios comenzaron a ser golpeados contundentemente y otra media docena de internos se unieron al compañero que había iniciado los hechos. Llegaron a acorralar a los funcionarios contra la puerta del comedor, tratando de conseguir que soltaran al primer interno agresor, y agredieron de forma violenta a los funcionarios de servicio.

Riesgo de contagio

Pasados unos minutos de extrema tensión, por el riesgo de que el resto de internos del módulo pudieran sumarse a los hechos, se consiguió reducir a los internos, y llevarlos al módulo de aislamiento.

Sin embargo, una vez se aplicó a los internos la medida prevista reglamentariamente de sujeción mecánica, para casos como éste de extrema agresividad, debido a la “mala” calidad de los materiales utilizados en Instituciones Penitenciarias, varios de los internos consiguieron soltarse, y agredieron de nuevo a varios funcionarios, han indicado las mismas fuentes.

Como consecuencia de estos hechos, tres trabajadores están de baja médica, y el que sufrió el mordisco tendrá que someterse a numerosas pruebas y controles médicos para descartar que se le haya podido contagiar algún tipo de enfermedad, “dado la alta tasa de enfermedades infecciosas que presentan los internos de los centros penitenciarios españoles”, han apuntado.

ecodiario.eleconomista.es

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.