Juez archiva la denuncia a funcionarios de prisiones por bloquear la Modelo

Agencia EFE

Barcelona, 2 ago (EFE).- El juzgado de instrucción número 13 de Barcelona ha archivado la denuncia que presentó la Fiscalía contra cuatro responsables penitenciarios de los sindicatos CATAC, CCOO, UGT y CSIF y veinte funcionarios de prisiones por la protesta que, en diciembre de 2011, bloqueó la cárcel Modelo de Barcelona.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, el juez acuerda el sobreseimiento provisional de la denuncia, en la que la Fiscalía acusaba a los funcionarios de prisiones de los delitos de coacciones, abandono de servicio público, denegación de auxilio e imposición de privaciones indebidas a los internos.

El juez descarta indicios de delito en el bloqueo de la cárcel Modelo porque durante la protesta permaneció abierta y custodiada por los Mossos d’Esquadra la puerta de los talleres de la prisión, lo que habría permitido el acceso de funcionarios y vehículos a la misma y practicar, “si no en su totalidad, sí en parte”, las conducciones de reclusos.

El magistrado cree que la protesta no constituyó un delito de coacciones, dado que, si bien la acumulación de concentrados en la puerta principal hacia “muy difícil” entrar a los trabajadores que quisieran hacerlo, “no lo es menos que pudieron haber accedido al centro por la puerta de talleres sin que nadie ni nada se lo impidiera”.

En opinión del instructor, la concentración de trabajadores a las puertas de la Modelo “se produjo espontáneamente y sin previa convocatoria”, en el marco de las negociaciones del convenio colectivo que en aquellas fechas discutían los funcionarios con el Departamento de Justicia.

En esa concentración, mantiene el juez, no puede hablarse de un abandono concertado del servicio público, dado que no han podido identificarse a las personas concretas que lo promovieron u organizaron y, además, ese delito requiere “algo más que una mena inasistencia ocasional, una falta de puntualidad o un simple incumplimiento de la jornada de trabajo”.

También rechaza el instructor la imputación de denegación de auxilio, puesto que muchos de los concentrados no prestaban sus servicios en la cárcel Modelo y, además, no consta que hubiera un requerimiento previo de la administración, “imperativo y personal”, para que los funcionarios se reincorporaran a su puesto.

Respecto al delito de privaciones indebidas a internos que apuntaba la Fiscalía, el magistrado considera que el retraso en el servicio del desayuno y la imposibilidad de los reclusos para salir al patio aquel día no encajan en ese tipo penal, que requiere un “hacer activo por parte del funcionario” y no una mera omisión. EFE

diariovasco.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.