Justicia rebaja los precios en los economatos de los centros penitenciarios

29/07/2014 – 13:11h

Rafael Ribó

Barcelona, 29 jul (EFE).- El Departamento de Justicia ha decidido rebajar los precios de los productos de los economatos de los centros penitenciarios después de una investigación abierta por el Síndic de Greuges por la queja de 27 internos que consideraban excesivos los precios de los productos básicos.

El Departamento de Justicia ha comunicado al Síndic de Greuges, Rafael Ribó, que ha aceptado su recomendación de revisar a la baja los precios de los productos que se comercializan en las tiendas CIRE de los centros penitenciarios, según ha informado el Síndic.

La aceptación ha sido acompañada de las primeras medidas por parte del Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) y desde enero han retirado 98 productos y han rebajado el precio a otros 97.

Entre estos, la leche (un litro de leche semidesnatada ha pasado de 1,56 a 1 euro), el café soluble (se ha rebajado de 1,30 a 1,19 euros) o la crema dental (costaba 2 euros y ahora vale 1,89).

El CIRE también se ha comprometido a seguir trabajando en la línea recomendada por el Síndic y, desde un observatorio de productos y precios creado con este objetivo, está elaborando un estudio comparativo a partir de las datos del defensor del pueblo catalán.

Rafael Ribó ha recordado que “según la normativa, los productos ofrecidos a los economatos de los centros penitenciarios en ningún caso pueden ser superiores a los de los comercios externos situados en el entorno de los centros” y se ha mostrado satisfecho “con la buena disposición de Justicia para garantizar los derechos de los internos a disponer de productos básicos a precios razonables”.

Antes de la rebaja, según el estudio comparado de precios elaborado por el Síndic, las tiendas de los centros penitenciarios gestionadas por el CIRE (Quatre Camins, Jóvenes de Quatre Camins, Brians 1, Brians 2, Lledoners y Mujeres de Barcelona) ofrecían productos un 35 % más caros que los comercios externos de referencia.

El Síndic, que abrió una actuación de oficio a raíz de las quejas de 27 internos del Centro Penitenciario Brians 1 con relación al aumento de precios de productos básicos, ha recordado a la administración penitenciaria que “no puede dejar en manos de la empresa adjudicataria la fijación de precios”.

“Es responsabilidad del CIRE controlar que los precios de los productos que se venden en las tiendas no sean superiores a los precios de los mismos productos en el exterior”, ha remarcado Ribó.

lavanguardia.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.