Los sindicatos alertan de los riesgos del cierre de la Modelo

Consideran que ubicar el centro abierto que cerrará dentro de la cárcel incrementará la inseguridad para internos y trabajadores

Edificio del centro abierto de la Modelo que se cederá al...

Edificio del centro abierto de la Modelo que se cederá al… Edificio del centro abierto de la Modelo que se cederá al Ayuntamiento ANTONIO MORENO

GERMÁN GONZÁLEZ

BARCELONA Actualizado: 16/03/2015 10:33 horas

A poco más de dos meses para los comicios municipales el cierre de la prisión Modelo de Barcelona va camino de convertirse en uno de los principales puntos de enfrentamiento electoral. Si el pasado viernes el Departament de Justícia anunciaba que el próximo 27 de marzo cederá al Ayuntamiento de Barcelona el edificio del Centro Abierto, que ocupa una de las esquinas del recinto de esta cárcel en el Eixample, los sindicatos de prisiones calificaron ayer esta medida de «electoralista» y «precipitada». La principal queja de los trabajadores penitenciarios es que los casi 200 internos que están en este centro pasarán al de la Trinitat y a unas dependencias dentro de la propia Modelo, con lo que puede aumentar la inseguridad al mezclar presos que estén en diferente régimen penitenciario, además de las dudas sobre si se destinará el personal suficiente para controlarlos.

La Central Sindical Independent i de Funcionaris (CSIF) explicó que en la reunión de la semana pasada -junto a los sindicatos CATAC, CCOO y UGT-, con el Secretario General de Justícia, Enric Colet, y el Director General de Serveis Penitenciaris, Pere Soler, les anunciaron que a final de mes cerrará el Centro Abierto de la Modelo con el traslado de los últimos internos. Dentro del propio recinto de la Modelo se reubicarán unos 90 internos en tercer grado entre los condenados por delitos violentos, psiquiátricos así como los que residan cerca de este centro. En el centro abierto de la Trinidad se irán los penados por delitos de tráfico, jóvenes. los que proceden de Quatre Camins y los que tienen próximo este espacio. Aumentará su capacidad hasta las 350 plazas por lo que el presidente de CSIF Presons en Cataluña, Juan Luís Escudero, considera que «se engaña a los vecinos de la Trinidad» ya que aumenta «de forma considerable la ratio de internos».

Francesc López, coordinador del sindicato Acaip, recuerda que con esta redistribución el centro de la Trinitat «casi duplica» el número de internos que tenía y destacó que ya no está la dotación de Mossos d’Esquadra que había con la antigua prisión de Jóvenes. Escudero reiteró que el aumento de internos provocará una «mayor degradación» del centro ya que los internos deberán reubicarse en celdas con cuatro camas.

El Departament de Justícia indicó que esta reubicación de internos es «temporal» hasta la construcción del futuro centro abierto en la Zona Franca con capacidad para 800 presos y que permitirá cerrar los de la Trinitat y Wad Ras. Además recordaron que la redistribución se ha realizado «teniendo en cuenta el tipo de tratamiento que necesitan los internos» y que en la Trinidad se aumentará la plantilla profesional por el incremento de presos. El pasado año, Justícia y el Ayuntamiento de Barcelona firmaron un protocolo para el cierre definitivo de la Modelo a principios de 2017 que empezaba con la cesión de este centro abierto en el primer trimestre de este año, como pasará a finales de mes.

Pero lo que más polémica ha levantado entre los sindicatos es el cierre del Centro Abierto de la Modelo ya que consideran que se abrirá «una brecha» en el actual recinto que puede afectar a la seguridad. López recordó que el último intento de fuga vino por la enfermería de la cárcel que está pegado al centro abierto que el Ayuntamiento tendrá a su disposición a final de mes y que todo apunta a que se tirará para hacer un espacio público. «Los vecinos ya han dicho que no quieren una plaza con cámaras de seguridad y vallas», destaca López que está en contra de derribar la Modelo y apuesta por reformarla. Por eso, Acaip ha convocado una concentración el próximo 27 de marzo frente al Ayuntamiento.

Por su parte Escudero ha destacado que la «operación electoralista» para ubicar el nuevo centro abierto dentro del perímetro de la Modelo costará 212.000 euros y que la empresa pública CIRE se encargará de gran parte de las obras. Los sindicatos consideran que Justícia debería haber esperado a tener el centro de Zona Franca acabado para hacer el traslado por lo que consideran la cesión al Ayuntamiento como «electoralista». En este sentido afirman que los responsables de Justícia pretenden facilitar al alcalde de Barcelona y candidato por CiU, Xavier Trias, la foto simbólica de ser el primero en derribar esta cárcel, una larga reivindicación vecinal, pese a que la Modelo seguirá funcionando, como mínimo, hasta 2017.

elmundo.es

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.