El TSJC declara nulo un concurso de la Generalitat en la cárcel de Figueres

Un sindicato denuncia que Justicia da más peso a las entrevistas personales para alejar de puestos de mando a funcionarios hostiles

JESÚS GARCÍA Barcelona 28 MAY 2015 – 18:41 CEST

La cárcel de Puig de les Basses, en Figueres. / PERE DURAN

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado una convocatoria pública de la Generalitat que designó a 46 “jefes de unidad” para la nueva cárcel de Figueres, la de Puig de les Basses. La sentencia da la razón a un hombre que fue descartado tras no superar una entrevista personal y declara nulo el acuerdo tomado por el Departamento de Justicia en 2011.

El aspirante obtuvo 4,2 puntos de un máximo de 6 en la parte “objetiva” del concurso, pero solo consiguió un 1,75 en la entrevista personal, por lo que quedó fuera. En su recurso, acusó a Servicios Penitenciarios de “fraude de ley” y alegó que no se trataba de un concurso de méritos sino de una “libre designación encubierta”. La sentencia no va tan lejos, pero admite que el concurso no se ajustó a los principios de “igualdad, mérito y capacidad”. La entrevista, añaden los magistrados, “adolece de un matiz marcadamente subjetivo frente al curso de formación que es básicamente objetivo”.

Resulta “contradictorio”, recoge la sentencia dictada por la sala de lo contencioso-administrativo del TSJC y a la que ha tenido acceso EL PAÍS, que el hombre “obtuviera una buena posición y puntuación en una prueba objetiva” (…) “mientras que en la entrevista que versaba sobre el contenido del puesto a proveer fuera tan baja la valoración obtenida”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) denuncia que la sentencia “vuelve a dejar en evidencia que la administración penitenciaria catalana” incumple “los procesos selectivos”. El sindicato cree que el hecho de dar mayo peso a las entrevistas personales sirve a los directores de las cárceles catalanas para “eliminar a funcionarios hostiles y poco serviles” y evitar su acceso a los puestos de mando. “Compañeros con notas altas en la fase objetiva del concurso y en el examen fueron humillados con una puntuación ridícula en la entrevista”.

elpais.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.