Funcionarios de prisiones exigen a Bárcenas 50.000 euros por llamarlos torturadores

El ex tesorero del PP aseguró en una entrevista a Interviú que los técnicos de Instituciones Penitenciarias vejaban y daban palizas a los presos de Soto del Real

Tras un año y medio en prisión, Luis Bárcenas abandonó en enero de este año la cárcel de Soto del Real. En su primer entrevista tras recuperar la libertad, el ex tesorero del Partido Popular denunció las condiciones que había sufrido en prisión y llegó a hablar de castigos físicos.

Luis Bárcenas a la salida de Soto del Real.

Luis Bárcenas a la salida de Soto del Real.

Bárcenas comparó la situación de las cárceles españolas con la de “los relatos de Charles Dickens, como las prisiones del siglo XIX en Inglatera, donde se aplicada el castigo físico al interno”.

Además, llegó a explicar que los funcionarios de prisiones “llevan unos guantes especiales” con los que agredir a los internos sin sufrir daños, y que “las palizas y vejaciones ocurren donde no hay cámaras”.

El Confidencial Digital ya contó que estas declaraciones habían provocado un fuerte enfado entre el colectivo de funcionarios de prisiones. Alguno incluso respondió con una carta abierta en el boletín interno de un sindicato para responder y desmontar, punto por punto, las acusaciones del ex tesorero del PP.

Atenta contra el honor de los funcionarios

Ahora, la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) ha decidido llevar a Luis Bárcenas a los tribunales. ECD ha tenido acceso a la demanda de conciliación previa a la interposición de querella criminal que este sindicato de funcionarios de prisiones ha interpuesto en los juzgados de primera instancia de Madrid.

ACAIP acusa a Bárcenas de haber cometido un delito de injurias y calumnias por haber acusados a los funcionarios de Soto del Real de agredir y vejar a los internos que está a su cargo. “Dichas imputaciones son infundadas y absolutamente falsas, además de atentar de forma grave, desconsiderada y falaz contra el honor de los mismos”, considera en su escrito el sindicato de funcionarios, que cree que el ex tesorero del PP habría cometido un delito de calumnias con publicidad tipificado en los artículos 205 y 206 del Código Penal.

El paso que ha dado el sindicato es iniciar un procedimiento de conciliación, antes de interponer la querella criminal. En este procedimiento instan a Bárcenas a que reconozca que ha cometido un delito de calumnias; a que formule una rectificación expresa y se retracte de las declaraciones que hizo; y a que pague 50.000 euros por daños y perjuicios causados a los funcionarios de prisiones.

En la entrevista de Interviú publicada en febrero de 2015, Luis Bárcenas ya contemplaba que sus acusaciones iban a provocar una reacción contraria, pero advertía que “si quieren querellarse por estas declaraciones, no tendré ningún problema en defender ante todo la dignidad de las personas”.

elconfidencialdigital.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.