Varios funcionarios heridos en Figueres al reducir a un preso

El sindicato CSIF considera que se trata de un “incidente gravísimo”

MARTA RODRÍGUEZ Girona 23 SEP 2015 – 16:53 CEST

Varios funcionarios del Centro penitenciario Puig de les Basses de Figueres (Alt Empordà) han resultado heridos mientras intentaban reducir a un preso que había quemado la celda y arrancado la ventana. Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) consideran que se trata de un “incidente gravísimo” y culpan de ello al subdirector de la cárcel y piden su cese ya que creen que con su actitud provoca situaciones cada vez más peligrosas. Desde la consejería de Justicia relativizan los hechos y aseguran que solo hay dos heridos.

Según un comunicado, hecho público este miércoles por el CSIF, los hechos, calificados de “incidente gravísimo”, tuvieron lugar el pasado viernes día 18. Aseguran que un interno quemó la celda, arrancó la ventana y utilizó los cristales para amenazar y agredir a los funcionarios que acudieron a reducirlo. El resultado final de esta actuación fueron cuatro funcionarios con golpes y contusiones de todo tipo y diversos mordiscos que requirieron la intervención de los servicios médicos y la activación del Protocolo de Trasmisión de Enfermedades Infecciosas.

Desde el sindicato critican que “no se trata de un caso aislado” y lamentan que los incidentes, “demasiado habituales”, provocan que “la situación sea cada vez más insostenible y pone en riesgo a los funcionarios asignados a este centro”. “A la crónica falta de personal y unos planes de formación inadecuados denunciados infinidad de veces, -mantienen- debe sumarse la pésima gestión del Departamento hecha por su responsable, de la que también creen cómplice a la propia Dirección General”.

El sindicato también censura los procesos de selección para trabajar en este centro, con “enchufe por amiguismos” y cargan contra la “falta de liderazgo pero envalentonado” del subdirector de Régimen Interior. Aseguran que “ha impuesto la política del miedo y el desprecio hacia la plantilla, utilizando continuamente amenazas, coacciones y represalias, que impiden el desarrollo adecuado de las funciones de vigilancia encaminadas a garantizar la seguridad del centro”. Por este motivo, aseveran, en muchos casos los conflictos no tienen la resolución adecuada y se cronifican, “provocando situaciones cada vez más graves y peligrosas para la integridad física de los funcionarios”.

Insisten en la necesidad que el subdirector del Puig de les Basses sea cesado de su cargo y sustituido por un profesional bien cualificado, ante su “manifiesta incapacidad” y por mantener una actitud del todo inapropiada con los trabajadores del centro.

Por su parte, desde la consejería de Justicia de la Generalitat, que han confirmado la existencia de “un incidente con un interno”, lo han relativizado y han apuntado que no se trata de nada extraño si se tiene en cuenta que se trata de un centro penitenciario que cuenta con 708 internos en este momento, con diferentes grados de peligrosidad y algunos de ellos con comportamientos muy violentos.

Desde Justicia han reconocido la actitud violenta de un interno pero no ha querido detallar las características del mismo. Sí que han puntualizado, no obstante, que los funcionarios heridos fueron tres y no cuatro, como apunta el sindicato, y que solo dos de ellos fue como consecuencia directa de la actitud violenta del preso, ya que un tercero se habría accidentado al dirigirse hacia la intervención. Oficialmente desde el Departamento solo dos funcionarios que intentaron reducir al preso resultaron con arañazos y mordiscos y fueron derivados a la mutua.

ccaa.elpais.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.