UTILIZAN DRONES PARA METER DROGA Y TELÉFONOS EN LA CÁRCEL

Según la directiva de GoPro, los aviones no tripulados -drones- no han conseguido la expectación de que disfrutan actualmente sino por sus cámaras de vídeo deportivas, que actualmente acumulan el uso más frecuente de este tipo de ‘aeronaves’ de radiocontrol. Sin embargo, además del uso como plataforma para la grabación de planos aéreos, hay otros usos -ilegales- como el de delincuentes que transportan drogas, teléfonos inteligentes y otros artículos prohibidos al interior de las prisiones.

Utilizan drones para meter droga y teléfonos en la cárcel

A poca distancia de la prisión, un cómplice dirige de forma remota el drone con ‘cargamento ilegal’

Según los datos registrados, durante el año 2015 fueron utilizados en más de 33 ocasiones en los Estados Unidos para este tipo de acciones ilegales. Ahora bien, el crecimiento de esta tendencia es innegable, en el año 2014 sólo se registraban dos casos de este tipo y en el año 2013 no ocurrió ningún incidente con drones que quedase registrado. Y en este tipo de ‘transportes ilegales’ de mercancía prohibida en prisión, desde drogas hasta teléfonos inteligentes se han introducido en las cárceles, pero también los correspondientes cargadores y memorias de almacenamiento en formato USB.

Se introducen drogas, teléfonos inteligentes y dispositivos electrónicos prohibidos en prisión

Según han asegurado desde la POA, la asociación de funcionarios de prisiones, actualmente los drones preocupan de manera especial por la falta de recursos para abordar el problema. Solicitan, con respecto al problema, el despliegue no sólo de más patrullas terrestres sino también de herramientas tecnológicas que impidan el vuelo de drones sobre las prisiones, puesto que ‘permite el aumento de la actividad delictiva’ en tanto que el uso de teléfonos inteligentes está prohibido por estos motivos.

Según los incidentes registrados, la mayoría de estos casos se producen desde alojamientos cercanos, como campings, desde los cuales el cómplice dirige de forma remota el drone. En este tipo de viajes, y en referencia al transporte de drogas y otras sustancias ilegales hacia el interior de las prisiones, aseguran que se hacen ‘varios viajes con mercancías ligeras’. No obstante, con un único viaje se han registrado mercancías con el tabaco, marihuana y heroína suficiente para unas 100 dosis. Por lo tanto, no es extraña la preocupación de los de los funcionarios.

cincodias.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.