Un interno agrede a tres funcionarios en Brians 2

Un trabajador del centro penitenciario de Brians, en una foto de archivo. ANTONIO MORENO

“El gasto en piscinas no ha mermado la agresividad de los presos”, critican los sindicatos, que lamentan la falta de personal en verano en las cárceles

HÉCTOR MARÍN Barcelona

03/08/2016 15:11

La cárcel barcelonesa de Brians 2, situada en la localidad de Sant Esteve Sesrovires (Baix Llobregat), vivió la semana pasada una jornada cargada de tensión, que se saldó con tres funcionarios heridos.

El incidente, que el sindicato CSIF Prisiones considera que responde a la oportunidad de rebelarse que los internos ven ante la merma de personal en los centros penitenciarios, ocurrió cuando un preso se opuso a una orden de una funcionaria durante un recuento.

El hombre agredió de forma verbal y física a la funcionaria, que recibió golpes en el tórax y en la cara. Como consecuencia de la agresión, la trabajadora pública sufrió una herida en el labio, pérdida de audición y pérdida de movilidad.

Otros dos funcionarios, que acudieron al rescate de su compañera, resultaron heridos también mientras intentaban reducir al preso.

Desde CSIF Prisiones exigen que “se ponga freno a esta epidemia de agresiones”. Hasta el 31 de mayo, contabilizan 53 agresiones, 16 bajas y 38 tentativas de agresión.

El sindicato CSIF Prisiones considera que se trata de un hecho muy grave. Denuncia que el número de agresiones aumenta “considerablemente” en determinadas épocas del año como el verano y la Navidad. “Los internos están especialmente proclives a la agresividad y la pagan con quien tienen más cerca: los funcionarios”, critican.

Polémica reapertura de las piscinas El incidente coincide con la polémica entre el Departament de Justícia y los sindicatos por la reapertura este verano de las piscinas de cinco de las 15 prisiones catalanas (entre ellas, la de Brians 2), una decisión cuestionada porque “hay una carencia generalizada del personal de vigilancia en todas las presiones catalanas” por la falta de presupuesto, lamentan fuentes sindicales.

“El gasto que la Generalitat ha desembolsado para el bienestar de los internos en piscinas y socorristas no ha mermado su agresividad”, reprobaron desde CSIF Prisiones, que criticaron que “a todo ello se suma la falta de personal en época estival, un personal que no es reemplazado”.

Según el sindicato, el interno “ve en esta merma de personal una oportunidad de rebelarse”. CSIF Prisiones critica que los recortes de transporte para los funcionarios cohabiten con la apertura de piscinas en los centros penitenciarios y la contratación de socorristas.

elmundo.es

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.