La Modelo podría vaciarse en seis meses

El conseller de Justicia, Carles Mundó, (izquierda) en la visita y firma del acuerdo del cierre de la cárcel Modelo de Barcelona. ANTONIO MORENO

El conseller Mundó no considera «urgente» construir la nueva prisión de Zona Franca

GERMÁN GONZÁLEZ

19/01/2017 10:17

El Govern tiene prisa por cerrar la Modelo. A partir del próximo febrero, la prisión empezará a trasladar a internos hacia Brians 1, que se debe vaciar para albergar a los presos preventivos, los que están a la espera de juicio, que son los mayoritarios en la cárcel de Barcelona. Según informaron a este diario fuentes de la recién creada Plataforma pro Zona Franca, que reúne a sindicatos como CSI-F, Acaip y Usoc, así como por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), los traslados de 12 internos en cada viaje podrían ser tan continuos que la cárcel quedaría vacía en un plazo de seis meses. Después quedaría la tarea de ir desmantelando por dentro el centro antes de su cierre definitivo, aunque el conseller de Justicia, Carles Mundó, aseguró ayer que podría ser en 2017. La decisión definitiva se conocerá en unas semanas.

Sin embargo, el traslado de presos hacia Brians 1 también está pendiente de que salgan internos de esta cárcel hacia otras menos ocupadas de Cataluña como la de Ponent en Lleida o la de Mas d’Enric en Tarragona, en las que hay plazas para los que están cumpliendo condena. El vaciado de la Modelo ha generado críticas entre los miembros de la Plataforma quienes aseguraron que para sacar a todos los internos se necesitarán «un batallón de Mossos d’Esquadra» que los custodien en los vehículos de traslado. En este sentido, Francesc López, portavoz de la Plataforma pro Zona Franca, destacó que los principales «damnificados» por el traslado a Brians 1 son «los presos y sus familiares» ya que «deberán desplazarse para comunicarse con ellos». Además remarcó que con el cambio de centro aumenta el tiempo de traslado a los juzgados cuando se les cite a los juicios lo que puede generar más inseguridad ante internos alterados.

La Plataforma reclama que no se cierren ni la Modelo ni el centro abierto de la Trinitat hasta que se construyan los dos equipamientos previstos en la Zona Franca, aunque podrían tardar varios años. En este sentido, consideran que puede haber un traslado o despido de los casi 500 trabajadores que tiene la cárcel de Barcelona, aunque Mundó aseguró ayer que «no peligra en absoluto ningún puesto de trabajo». El conseller también afirmó ayer en una entrevista a TV3 que no considera «urgente» construir la nueva prisión de Zona Franca, pese a que cree que será necesaria «a medio plazo» para sustituir a otros centros «obsoletos», como Wad Ras. Además recordó que en el resto de cárceles catalanas hay unas 3.000 plazas libres, que se podrían ocupar con internos penados para dejar Brians 1 para los preventivos de la Modelo. Mundó sí que considera más necesario la construcción del centro abierto de Zona Franca para cerrar el de Trinitat.

Por otro lado, el lunes ocupó su cargo como nuevo director de la Modelo Josep Font quien estuvo al frente de la prisión de Figueres cuando se iniciaron los trabajos para cerrarla y sustituirla por Puig de les Basses. Su nombramiento generó rechazo entre los sindicatos ya que ha tenido discrepancias con los representantes de los trabajadores en otros centros penitenciarios que ha dirigido y por eso hace unas semanas Acaip pidió a la comisión de Justícia del Parlament que no fuese designado. Font, conocido entre los sindicatos de Prisiones como el liquidador, tendrá la tarea de clausurar el centenario centro de Barcelona.

El PSC también pidió la comparecencia en el Parlament del conseller de Justícia para explicar el plan de su conselleria para cerrar la cárcel Modelo de Barcelona y trasladar a los presos y al personal de prisiones a otros centros penitenciarios. La diputada socialista Rosa Maria Ibarra instó a Mundó a dejar “por unas horas su gira mediática” para dar explicaciones sobre como el traslado “afecta a los trabajadores del sistema penitenciario” principalmente los interinos. Ibarra lamentó que el conseller entienda el traslado de la Modelo como “una operación de propaganda, sin tener presente que hay centenares de trabajadores cuyo futuro depende de que se hagan las cosas bien, con diálogo y con respeto a los derechos laborales”.

elmundo.es

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.