Las entidades de memoria rechazan que La Modelo se llame Puig Antich

Alfred Bosch, de ERC, propuso poner el nombre del preso anarquista al espacio memorial

Recinto de la prisión Modelo de Barcelona.
Recinto de la prisión Modelo de Barcelona. MASSIMILIANO MINOCRI

Una veintena de entidades memorialistas encabezadas por la asociación Catalana de Ex presos políticos han firmado un manifiesto titulado La Modelo es La Modelo en el que piden al Ayuntamiento de Barcelona que la cárcel y su espacio memorial mantenga este nombre, “sin ningún complemento nominal”. El texto no lo cita explícitamente, pero tiene origen en la propuesta del concejal de ERC, Alfred Bosch, que a comienzos de mes, en un acto del partido –junto al vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y al consejero de Justicia Carles Mundó–, lanzó la propuesta de que el espacio de memoria lleve el nombre de Salvador Puig Antich, el último preso político ejecutado por el garrote vil durante el franquismo.

El texto, que en ningún momento cita el nombre de Puig Antich, se ha cocinado a fuego lento midiendo cada palabra y ha conseguido en solo tres días una veintena de adhesiones de entidades como la Amical Mauthausen, el Memorial de los Trabajadores de Seat, la Fundación Cipriano García, la Fundación Museo de la Maquinista Terrestre y Marítima y Macosa, los sindicatos UGT y CC OO, la Alianza Antigitanismo o la Asociación Cultural Helios Gómez.

“Un nombre propio, el que sea, ignora a los demás y establece una jerarquía entre víctimas que nos resulta inadmisible, expresa menosprecio, por inconsciente que sea, por las acciones de tantos y tantas, promueve una selección del dolor y presenta el encarcelamiento y la muerte como actos ejemplares con valor propio, cuando el único que es ejemplar es la vida libre de las personas y su actitud hacia los otros”, afirma el texto.

“No es un tema político, sino de contenidos, los usuarios de La Modelo tenemos bastante que opinar”, apunta el presidente de la Asociación de Ex presos Políticos Carles Vallejo, que rechaza que la idea se centre precisamente en el centro de memoria. “No rechazamos en absoluto a Puig Antich, pero es una historia entre todas, no se puede hacer categorías de víctimas”, argumenta.

El manifiesto afirma: “Rechazamos con toda firmeza que La Modelo, el espacio y el edificio memorial, lleve un nombre diferente del que le es propio y que la ciudadanía ha hecho suyo y que identifica la cárcel y el dolor de encarcelados y familiares en la memoria popular. La Modelo es La Modelo”.

El texto arranca afirmando que la cárcel “ha servido para confinar, segregar y abatir a los que durante más de cien años han querido humanizar las relaciones sociales maldando por una mejora de la ciudad, el país y el mundo alcanzando unas cotas más altas de igualdad”. “En La Modelo se han destruido miles de proyectos de vida […] obreros, dirigentes sociales, estudiantes…”, y recuerda que entre 1955 y 1965 fue la única cárcel de mujeres de la ciudad.

Fuentes del grupo municipal de ERC en el Ayuntamiento afirmaron que “no tiene por qué ser incompatible La Modelo y el memorial” y añadieron: “No entraremos en guerras de memorias”. En el Departamento de Justicia de la Generalitat declinaron valorar el manifiesto.

elpais.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.