Reclaman que antigua cárcel Modelo mantenga su nombre y no le añadan ninguno

Barcelona, 21 jun (EFE).- Las entidades de memoria histórica de Cataluña han pedido hoy que la antigua cárcel Modelo mantenga su nombre tradicional y no se le añada ninguno más, como propuso el grupo municipal de ERC, que lanzó la idea de bautizar las instalaciones con el nombre de Puig Antich.

Las entidades, entre las que figura la Fundación Cipriano García-CCOO, la Asociación Catalana de ex Políticos del Franquismo, Amical Catalunya de Antiguos Guerrilleros Españoles en Francia y el Memorial Democrático de los Trabajadores de Seat, han firmado un manifiesto para reivindicar que “la Modelo es la Modelo”.

“La cárcel Modelo de Barcelona ha servido para confinar, segregar y abatir a quienes durante más de cien años han querido humanizar las relaciones sociales luchando por una mejora de la ciudad, el país y el mundo alcanzando unas cotas más altas de igualdad”, recuerda el manifiesto, que ha sido enviado a todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Barcelona.

El manifiesto, firmado también por la Asociación para la Memoria Histórica del Baix Llobregat y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Exilio Republicano, añade que “en la cárcel Modelo se han destruido miles de proyectos de vida a lo largo de su historia centenaria. Obreros y obreras, dirigentes sociales, estudiantes…”.

La Modelo, cerrada el pasado 8 de junio tras años de reivindicación ciudadana, fue entre 1955 y 1965 la única cárcel de mujeres de la ciudad, “en la que sindicalistas, jóvenes estudiantes, adúlteras y disidentes fueron confinados en espacios inadecuados y miserables de aquel edificio”.

“La dimensión femenina de La Modelo -agrega el manifiesto- es un aspecto que a menudo queda menospreciado y empañado, pero que hay que expresar con fuerza. La Modelo ha visto cómo se mandaban a ella a los que querían expresar su diferencia sexual y ha aplicado, en la mayor parte de su historia, un trato vejatorio a los encarcelados por delitos sociales”.

“Entre sus paredes han sido ejecutadas a garrote vil al menos 23 personas, convirtiéndose pues un espacio de oprobio y crueldad”, subraya el manifiesto, rubricado también por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cataluña, la Fundación-Museo de La Maquinista y Macosa y la Fundación L’Alternativa.

El manifiesto argumenta que el cierre la cárcel permitirá dar otra función social a sus espacios y “los usos públicos convenientes”.

“En todo el mundo vemos que fábricas y cárceles se han convertido en espacios de la memoria popular, de ocio, de aprendizaje, cultura y sociabilidad, probablemente lo que querían muchos de los que estuvieron presos y presas cuando defendían igualdad, bienestar y fraternidad. Y eso es lo que pedimos apoyando como siempre a vecinos y vecinas”, afirman las entidades.

“Por estos motivos rechazamos con toda firmeza que La Modelo, el espacio y el edificio memorial, lleve un nombre diferente al que le es propio y que la ciudadanía ha hecho suyo y que identifica la cárcel y el dolor de encarcelados y familiares en la memoria popular. La Modelo es la Modelo”.

“Un nombre propio, el que sea, ignora a los otros y establece una jerarquía entre víctimas que nos resulta inadmisible, expresa un desprecio, por inconsciente que sea, por las acciones de tantos y tantas, promueve una selección del dolor”, argumenta el manifiesto.

Por ello, ante la noticia de que ERC haya propuesto “dotar de nombre propio de personas a la cárcel Modelo de Barcelona”, en alusión a Puig Antich, las entidades piden al gobierno de la ciudad “que mantenga la memoria popular rechazando cualquier otro que no sea lo que la ciudadanía ha hecho suyo: La Modelo, sin complemento nominal”. EFE

ccaa.elpais.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.